Reducir el consumo energético en el hogar es posible con pequeños gestos que pueden suponer un importante ahorro en la factura de la luz.

Con la luz alcanzando máximos históricos durante semanas, es muy recomendable buscar formas de ahorrar energía en el hogar. Cuestiones como considerar la discriminación horaria, elegir dispositivos electrónicos de alta eficiencia o saber exactamente cómo afecta la orientación de la vivienda al consumo de electricidad pueden generar diferencias significativas en las facturas de electricidad.

El ahorro energético es una medida que debería aplicarse en todos los hogares del planeta. La población es cada vez más consciente de los aspectos positivos de aplicar determinadas medidas para optimizar el consumo energético. Te contamos cómo.

  1. Tarifas y potencia eléctrica

Además del propio consumo energético, es muy importante tener claro tanto la potencia contratada como la tarifa a la que está sujeto tu alojamiento. Si se trata de una vivienda nueva y tienes que dar de alta la luz, es importante analizar las condiciones y elegir la que mejor se adapte a tus hábitos y necesidades, en el mercado encontrarás diferentes tarifas eléctricas.

Tu factura no es más que un reflejo de lo que cuesta alimentar los distintos aparatos electrónicos de tu hogar. Ahí está la primera clave, asegúrate de contratar solo lo que necesitas y usarlo correctamente.

  1. Eficiencia energética

Los electrodomésticos suponen el 55% del consumo energético del hogar, por lo que optimizar su consumo es muy importante, así como elegir una buena calificación a la hora de comprarlos Recuerda que las etiquetas energéticas han cambiado y que los electrodomésticos más eficientes y que antes entraban en la categoría A+++ ahora, con el nuevo etiquetado, reciben una calificación peor, que puede ser D, C o B según el caso (por el momento y hasta que no lleguen nuevas mejoras tecnológicas adicionales a los electrodomésticos, éstos no recibirán la categoría A),

  1. Uso adecuado de los dispositivos electrónicos.

Como hemos comentado anteriormente deben tener una buena calificación energética. Además, los electrodomésticos necesitan un mantenimiento regular para que funcionen sin problemas. Por ejemplo, mantenga los filtros del aire acondicionado limpios de vez en cuando o elimine el exceso de polvo de las aspas del ventilador para garantizar un funcionamiento sin problemas. Ayudará a alargar la vida útil de estos dispositivos.

  1. Usa luz natural

Una de las formas de ahorrar energía en el hogar es disfrutar de los beneficios de la naturaleza. La luz del sol es una de ellas, especialmente en España que es una zona muy soleada.

  1. Usa bombillas LED

Si todavía usas bombillas convencionales y te preguntas cómo puedes ahorrar energía, debes comenzar con las bombillas LED o de bajo consumo. Puede que sean más caras, pero ahorras dinero en la factura de la luz. Por un lado duran más que los demás y por otro lado consumen menos.

Cuando no necesites una luz, apágala, especialmente cuando tengas que salir de casa. Incluso si utilizas lámparas LED, estas también deben estar apagadas. Es un gasto innecesario tener una luz encendida cuando no la necesitas.

  1. Evite el consumo de energía en Stand By

Los dispositivos conectados a la red eléctrica continúan usando electricidad incluso después de apagarlos. Esto se conoce como «consumo fantasma». La luz roja que apaga la televisión, el ordenador, el cepillo de dientes eléctrico o el radiador supone un consumo energético adicional si sigue conectado y, por tanto, mucho dinero al final del año. Puedes hacer uso de una regleta para conectar y desconectar diferentes dispositivos.

  1. Mantén la temperatura adecuada

Cada grado que subimos o bajamos de calefacción o aire acondicionado en nuestra casa supone un 7% más de consumo energético. Mantener la temperatura de confort es el primer paso hacia una mayor eficiencia energética. En invierno bastaría entre 19 y 21°C. En verano, la temperatura de confort oscila entre los 24 y los 26º.

Estos son algunos consejos que puedes seguir para reducir el consumo energético de tu vivienda. Contrata la compañía de luz más barata y continúa aplicando los consejos anteriores para reducir tus facturas de electricidad y contribuir a un mundo más sostenible.